Pros y contras de las viviendas prefabricadas

Si estás en la búsqueda de una nueva vivienda, seguramente te interesará saber cuáles son las ventajas de las casas prefabricadas, pero también aquellos puntos que pueden jugar en contra. Está claro que no todos los fabricantes tienen la misma calidad de vivienda. Además los distintos tipos de materiales y construcción influyen sobre el precio y la durabilidad.

Casa moderna

Pros o ventajas de las casas prefabricadas

Los beneficios son muchos, por lo que si estás interesado en una prefabricada, es una buena opción. Pero si aún no estás convencido trata de sopesar cada uno de los puntos, y evaluar tus necesidades.

Rápida construcción

A causa de que cada una de las piezas ya han sido procesadas bajo el techo de las fábricas, queda ensamblarlas en el lugar de emplazamiento. Además no requieren de fraguado o secado de materiales. Y los tiempos se aceleran cuando de casas modulares se trata.

Variedad de diseños

Año a año la cantidad de fabricantes aumentan la cantidad de modelos, ofertando viviendas más atractivas, de estilos variados y muy buenos acabados. Todo esto sin contratar un arquitecto que confeccione una vivienda según nuestros gustos y necesidades. El trabajo ya está hecho, lo que reduce los gastos de construcción.

Bajo costo

Otra de las ventajas de las casas prefabricadas. Los procesos de producción en escala y el reducido tiempo de mano de obra durante el ensamblado, hacen que los costos disminuyan en comparación con una casa tradicional. Pero es bueno aclarar que ciertos modelos, especialmente alguna casas modulares, pueden ser aún más costosas que las viviendas corrientes.

Posible re-ubicación

No todas, pero en algunos casos pueden ser re-localizadas en otro lugar distinto al original, sin muchos inconvenientes. Por otra parte las casas prefabricadas móviles son especialmente construidas pensando en éste beneficio.

Contras de las casas prefabricadas

Casa americana

Pocos diseños en mercados menos desarrollados

En los mercados más desarrollados, generalmente en países europeos y en Norteamérica, se encuentran gran variedad de modelos, de diseños modernos y de buena calidad. Pero por otra parte en los mercados con menos desarrollo los materiales utilizados no suelen ser los mejores. Además los diseños no evolucionan como debería esperarse y la variedad de modelos es muy limitada. Esto hace que en estos países a las casas prefabricadas no se las vea como una opción atractiva.

Se consideran construcciones frágiles y de calidad inferior

Puede que algunas casas sean inferiores en cuanto a resistencia y calidad con respecto a la construcción tradicional, pero no es así en todos los casos. Por ejemplo las viviendas construidas de bloques de hormigón, las de estructura metálica o las modulares en muchos de los casos son comparables al ladrillo, inclusive con mejores detalles y versatilidad.

Se deprecian con el tiempo

El precio de estas viviendas puede verse disminuido por diversas razones. Una de ellas es la vida útil de las mismas, más corta que las tradicionales. Además pueden sufrir deterioros durante el tiempo si no se mantienen adecuadamente, como también una vivienda tradicional.

Para terminar, los pros y contras de las viviendas prefabricadas se desdibujan con el correr de los años. Los fabricantes se esfuerzan por obtener mejores materiales y mejorar los diseños para hacerlos más atractivos y duraderos.

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *